Show Mobile Navigation

sábado, 2 de julio de 2016

,

Las víctimas del atentado del Estado Islámico en Daca son Italianos y Japoneses en su mayoría

Redactado por Alba Digital - 5:26:00

Las fuerzas de seguridad de Bangladesh han dado por finalizado en la mañana de este  sábado el asalto a un restaurante de Daca, la capital del país, en una operación en la que al menos 26 personas  fueron asesinadas  y 13 rehenes  fueron  liberados. Según el Ejército, todas las víctimas son extranjeras y la mayoría tienen nacionalidad italiana y japonesa. Además, entre los fallecidos se encuentran dos policías y seis terroristas.
El ministerio de Exteriores italiano ha confirmado que al menos 11 italianos se encontraban dentro del restaurante atacado. Por su parte, Matteo Renzi ha asegurado que se teme por la vida de al menos 10 personas de nacionalidad italiana y que se cree que uno habría conseguido escapar del restaurante, según informa Soraya Melguizo.
"Hemos abatido a seis de los terroristas. El área ha sido liberada", ha asegurado el comandante del Batallón de Acción Rápida, Tuhin Mohammad Masud, que encabezó una operación que duró más de diez horas, desde que los yihadistas del IS tomaron el local. El militar ha aclarado que entre los 13 rehenes rescatados se encuentran diez bengladesíes y tres extranjeros, un japonés y dos ciudadanos de SRI Lanka.
"Dos oficiales de policía resultaron muertos. Al parecer fueron alcanzados por balas y esquirlas de granadas" ha declarado a la AFP el comisionado adjunto de la policía de Daca, Sheik Nazmul Alam.
Según informa la CNN, la policía habría conseguido detener a uno de los atacantes y otro habría conseguido escapar. La toma del restaurante fue reivindicada en la noche del viernes (hora española) por el Estado Islámico IS, que aseguró desde el primer momento que había "más de 20 muertos de diferentes nacionalidades" a través de un comunicado que distribuyó la agencia de noticias Amaq, cercana a la organización terrorista.
Fuentes policiales apuntaron que una decena de atacantes irrumpió al grito de "Allahu Akbar" (Ala es grande) en el restaurante, frecuentado por diplomáticos y hombres de negocios extranjeros residentes en Bangladesh.
El asalto empezó a la hora en que muchos de los clientes se dirigían al restaurante para romper el ayuno durante el Ramadán. Según el periódico 'Daily Star', los terroristas torturaron durante el asalto a cualquiera que fuera incapaz de recitar el Corán. Además, los asaltantes proporcionaron comida sólo a los rehenes bengladesíes.
Sumon Reza, uno de los responsables del restaurante y quien pudo escapar por el techo hacia un comercio vecino, había asegurado que los atacantes tomaron una veintena de rehenes.
Las tropas bengalíes mantuvieron el cerco durante más de diez horas mientras intentaban infructuosamente negociar con los terroristas. "No tienen ningún deseo de negociar. Esto es una misión suicida", declaró el embajador italiano Mario Palma poco antes del inicio del operativo militar.
"Los rehenes están detenidos a punta de pistola", explicó lacónicamente por su lado el jefe antiterrorista de Bangladesh, Monirul Islam.
Diego Rossini, un chef argentino que trabaja en el restaurante del barrio diplomático de Daca y logró escapar dijo que vivió "un momento horrendo" y que volvió a nacer. "Fue un momento horrendo. Volví a nacer y hoy además es mi cumpleaños", declaró el chef al canal C5N de Argentina.
El joven, que trabaja en este restaurante desde hace un año y medio, dijo que pudo escaparse por la terraza junto a un grupo de personas. "Uno de los atacantes me disparó pero no me dio", contó, aunque dijo estar lastimado en la espalda. Según el cocinero, los atacantes "entraron (al restaurante) con bolsos con explosivos bombas y granadas".
"Esto ha sido una masacre, entraron disparando", había llegado a decir a un amigo en Buenos Aires en una breve comunicación antes de que se cortara la señal de internet.

0 comentarios:

Publicar un comentario