Show Mobile Navigation

domingo, 7 de febrero de 2016

,

La Procuraduría investiga la perdida de armas que estaban bajo su custodia

Redactado por Alba Digital - 7:26:00


La desaparición o posible robo de siete armas de fuego de la Procuraduría Especializada para el Tráfico y Control de Armas ha generado un nuevo escándalo a lo interno de la Justicia, lo que ha provocado que varios empleados de esa dependencia se encuentren bajo investigación por parte del Departamento de Inspectoría del Ministerio Público.
Las autoridades presumen que se trata de armas retenidas como parte del cuerpo del delito a personas condenas por la comisión de hechos delictivos.
Aunque se desconocen los calibres y marcas, se informó oficialmente que se trata de armas incautadas y decomisadas tras intervenciones de sentencias definitivas dictadas por los tribunales.

El caso es investigado por el procurador adjunto Bolívar Sánchez, director del Departamento de Inspectoría de la Procuraduría General de la República, quien durante el fin de semana entrevistó a varios empleados de la Procuraduría Especializada para el Tráfico y Control de Armas, organismo que dirige el procurador adjunto José Alberto Jiménez Santos.
El caso fue descubierto durante un inventario ordenado por el procurador adjunto Jiménez Santos.
La Procuraduría Especializada para el Tráfico y Control de Armas es la responsable de la política nacional que se implementa en el país sobre el uso, porte, control y tenencia de armas de fuego.

Se cree que las armas “extraviadas” o robadas pertenecen a las enviadas a esa institución por parte de fiscalías como parte de pruebas del delito a acusados de la comisión de hechos delictuosos.
Las armas incautadas con la intervención de sentencias definitivas son luego trituradas por dicha Procuraduría, la cual desde el 2013 a la fecha ha destruido un total de 6 mil.
Jiménez Santos
La investigación se realiza a solicitud de Jiménez Santos, director de la citada Procuraduría, quien tras detectar la falta durante un inventario, apoderó del caso al Departamento de Inspectoría de la Procuraduría General de la República.

Consultado al respecto, Jiménez Santos negó que esté siendo investigado sobre el hecho, y dijo que la investigación se lleva a cabo a solicitud de él.
“Fui yo que comuniqué la situación al Departamento de Inspectoría de la Procuraduría General de la Republica y solicité que se hiciera una investigación para establecer responsabilidad”, declaró Jiménez Santos.

Confirmó que el caso se descubrió a raíz de un inventario que ordenó hacer, en virtud de que tiene programado realizar en los próximos días la trituración de varias armas.


0 comentarios:

Publicar un comentario