27 personas fueron asesinadas este viernes cuando dos hombres armados irrumpieron en un hotel de la ciudad de Susa, en Túnez.
Uno de los dos atacantes murió al intercambiar disparos con los guardias de seguridad del lugar y hay una operación en marcha para buscar al segundo.
El vocero del Ministerio del Interior, Mohammed Ali Aroui, aseguró que las víctimas son en su mayoría turistas, pero no dio detalles sobre sus nacionalidades.
Susa es un popular destino turístico en el país africano.
Túnez estaba en alerta máxima desde el pasado mes de marzo, cuando 22 turistas extranjeros murieron después de que militantes radicales islamistas atacaran el museo Bardo en la capital del país.
Lea: ¿Qué tan grande es la amenaza de los militantes islamistas en Túnez?
Fuentes del Ministerio de Interior le dijeron a la BBC que se trata de "un ataque terrorista".